El poder de la palabra en la salud

¿Alguna vez te has parado a pensar qué es la salud para ti?

¿Has reflexionado qué necesitas para sentirte bien?

Te voy a contar lo que es básico para mí y lo resumo en tres puntos:
1- Bienestar en el cuerpo
2- Equilibrio en las emociones
3- Calma en los pensamientos

Nos preocupamos de comer bien, de hacer ejercicio, nos protegemos para que influencias externas no nos dañen pero, ¿quién nos protege de nosotros mismos?

Nuestro lenguaje interno puede amargarnos la existencia pero también puede hacer que vivamos con plenitud.

Cada día nos bombardean con la idea de lo importante que es comunicarse eficazmente y ciertamente lo es, sin embargo nadie habla de la comunicación con uno mismo y de lo que representa en la vida de cada uno de nosotros.

Hay palabras que sanan y otras que enferman.

Hay palabras que motivan y otras que bloquean.

Hay palabras que nos hacen sentir bien y otras que nos hunden.

Por ejemplo, si digo “no pienses en un elefante rosa volador”, tú tienes que pensar en ello para comprender mi frase. Si digo “ no quiero que te relajes demasiado pronto, ahora no es el momento”, te darás cuenta de que estás empezando a relajarte, como forma de comprender el significado de esas palabras.
A menudo se utiliza de forma inadvertida ese mismo patrón consiguiendo respuestas no deseadas.

Una madre bien intencionada le dice a su hijo: “No te caigas”, “No derrames el agua”…
El marido con muy buena intención le dice a su esposa: “No quiero que te enfades”, “No te preocupes por mí, no me pasará nada”…

El oyente tiene que representarse de alguna manera el comportamiento no deseado a fin de comprender lo que se ha dicho, y eso vuelve más probable el comportamiento indeseado. Involuntariamente se provoca aquella respuesta indeseada.

Ese mismo patrón se puede usar para obtener respuestas más útiles en los demás y en uno mismo.

A través del lenguaje se puede conseguir cambios correctivos, resolviendo problemas y superando limitaciones. Así es como algunas terapias lo utilizan para dejar de fumar, perder peso, superar temores irracionales, etc..

También se puede utilizar el lenguaje con intención evolutiva, para desarrollarnos y aumentar nuestras capacidades y opciones en la vida, es decir, aprender a hacer mejor lo que ya hacemos bien, aprender a introducir cambios más profundos en la forma de vivir.

Tengo dos noticias para ti: Una buena y otra aún mejor.
La buena noticia es que en nuestro interior están todos los recursos que necesitamos para superar cualquier problema o dificultad.
La que es aún mejor es que, si tú quieres desde este mismo momento puedes aprender a conocerlos y aplicarlos, tú decides cuando te pones en marcha…

En el maravilloso viaje de autodescubrimiento que vas a comenzar, no te voy a negar que existen obstáculos, baches, momentos de desánimo, momentos de oscuridad… Pero sabes, los humanos sólo damos valor a aquello que cuesta conseguir.

Debo decirte también, que habrá muchos momentos de paz, de plenitud, de sentirte poderoso…
¿Estás preparado para continuar?...

Dra. M. Pilar Puyané Grau
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria